Quiste Dermoide Ocular

nino1

Los quistes o teratomas dermoides son tumores congénitos y benignos que afectan al tejido de origen mesodérmico y ectodérmico, aunque la mayoría sólo considera un teratoma verdadero cuando hay elementos de las tres hojas germinativas. Estos quistes aparecen como lesiones sólidas, elevadas y circunscritas, de color blanco amarillento pálido. Suelen contener apéndices cutáneos incluyendo folículos pilosos, glándulas sudoríparas y sebáceas.

En el tejido ocular, se suelen localizar en la conjuntiva tarsal o bulbar, siendo más frecuente en el cuadrante inforotemporal del limbo que puede afectar la córnea y rara vez, en la región orbitaria y periorbitaria. Suelen estar presentes en el nacimiento y el aumento de su tamaño es infrecuente, aunque se puede presentar sobre todo en la pubertad. El tratamiento de estos quistes suele ser con cirugía de resección con cápsula intacta, si afecta a la visión o por razones estéticas, teniendo en cuenta que habitualmente la resección puede ocasionar un leucoma corneal postquirúrgico como se observa en la gráfica 1, a la derecha. Los niños con quistes dermoides deben examinarse para buscar otros signos del síndrome de Goldenhar (síndrome del primer arco branquial): aurículas accesorias, dermoides límbicos u orbitarios, síndrome de nevus epidérmicos, ocasional desarrollo defectuoso de la mandíbula y defectos vertebrales.

CASO CLÍNICO
A la Fundación Oftalmológica Vejarano (Popayán, Colombia) llegó en agosto de 2012 un paciente masculino de cuatro años con una lesión circular de color blanco- amarillo pálido, con bordes definidos, en el borde inferotemporal del limbo esclerocorneal. Este niño fue remitido a Optometría por el médico general por posible ametropía e hiperplasia conjuntival en ojo izquierdo.

• Antecedentes: la madre del niño refirió que desde el nacimiento, él presenta esta alteración. Los antecedentes del embarazo fueron normales, a término por parto natural. No reportó antecedentes familiares o personales de interés.
• Agudeza visual: 0,6 en ambos ojos, con el optotipo de la E direccional de Snellen.
• Examen externo: pupilas reactivas, bruckner simétrico y lesión circular de color blancoamarillo pálido, de bordes definidos, con un tamaño aproximado de 5×5 mm y ubicada en el borde inferotemporal del limbo esclerocorneal
entre las 4 y 5 horas, que invade córnea del ojo izquierdo.
• Exploración motriz: hirschberg centrado y kappa 0 en ambos ojos. Ortoforia en cover test ambos ojos 6 m y a 40 cm.
• Fondo de ojo: normal.
• Retinoscopía bajo cicloplejia compensada: +2.00 D en ojo derecho y +1.75 D en ojo izquierdo.
• Agudeza visual con corrección: 0,8 en ambos ojos.
• Conducta: remisión a Oftalmología para explorarción gonioscópica y de la profundidad de la lesión en la zona escleral junto con las características ecogénicas internas del quiste, para realizar una queratoescleroplastia lamelar con escisión completa del tumor y un examen histopatológico de la masa tumoral.

This entry was posted in Noticias. Bookmark the permalink.

Comments are closed.